top of page
  • Foto del escritorThe Corporate Reviews

Trinidad Valdés

Actualizado: 31 jul 2023

Corporate Affairs, ILC Inversiones

 

-


Describa a Inversiones La Construcción


ILC es un conglomerado líder en el sector financiero y salud, a través de las empresas AFP Habitat, Confuturo, Banco Internacional, RedSalud, Consalud y Vida Cámara. ILC y sus filiales operan en Chile, Perú y Colombia, empleando 17.000 personas. La empresa es controlada por la CChC, una de las asociaciones gremiales más importantes del País.


Habiendo transcurrido ya un tiempo desde la publicación de la Norma de Carácter General N° 461 que incorporó temáticas de sostenibilidad y gobierno corporativo en la Memoria Anual de las entidades supervisadas por la CMF ¿cómo evalúa su implementación? ¿qué efectos, positivos o negativos, ha tenido?


La implementación de la NCG 461 ha sido el principal hito en términos de exigencia de información ESG en el País. Desde ILC la evaluamos positivamente, ya que estamos convencidos que la situación de una empresa no depende exclusivamente de su gestión financiera. Además, Chile se encontraba rezagado respecto a la región en términos de exigencia de información ESG, lo que puede afectar la inversión -sobre todo externa-.

La reportabilidad es uno de los seis pilares de nuestro Modelo de Sostenibilidad, ya que nos permite comunicar a todos los grupos de interés una visión más integral de la empresa, con foco en la gestión de nuestra materialidad.


Como Compañía, creemos que para que el proceso sea exitoso y universal, debe haber un acompañamiento, sobre todo a aquellas empresas de menor tamaño, ya que el requerimiento de información es significativo. En nuestra Compañía estamos familiarizados con estándares y marcos como GRI, SASB y TCFD, pero estamos conscientes que no es la realidad de todas las empresas. Desde 2018, ILC es parte del Dow Jones Sustainability Index, certificación que replica en un 30% aproximadamente los requerimientos de la NCG N°461. El hecho de postular a indicadores ESG internacionales e ir más allá de la normativa existente, nos ayudó a preparar la Organización para esta nueva exigencia por parte de la CMF.


¿Cree que cumplir con los criterios ESG debieran ser obligatorios para las empresas, o siempre debiera quedar sujeto a la voluntad del incumbente?


Muchas veces se habla de la sostenibilidad como algo aparte del quehacer diario de una compañía, como si fuera una agenda paralela a la estrategia corporativa. Sin embargo, si tomamos la NCG N°461 de la CMF, vemos que dentro de los indicadores se pregunta por capacitaciones, cumplimiento de la ley laboral, prevención accidentes laborales, entre otros temas. No tengo dudas que estos temas son mayoritariamente abordados por cualquier empresa, independiente de su tamaño o industria. Hoy el regulador hizo su aporte con la NCG N°461, pero los inversionistas ya están incorporando estas variables en sus análisis de crédito, por lo que probablemente el acceso a financiamiento podría estar condicionado a futuro al cumplimiento de variables ESG. Un estudio elaborado por la consultora europea Simon – Kucher, muestra que un 63% de los consumidores ha realizado algún cambio en sus hábitos de compra con el fin de tener una vida más sostenible, mientras que Great Place to Work reafirma a través de estudios cómo aumenta el nivel de compromiso cuando las empresas tienen una cultura más sostenible. Por lo tanto, este tema llegó para quedarse, y estamos convencidos de los beneficios de profundizarlo.


¿Qué han hecho como ILC, en concreto, para adecuar sus prácticas a los criterios ESG?


Las empresas de ILC nacieron a principios de los 80s con la finalidad entregar previsión y salud a los trabajadores de la construcción y sus familias. Por ende, este ADN social está presente en la Compañía desde sus orígenes. Es así como desde nuestra apertura en Bolsa el año 2012, hemos publicado de manera anual un reporte de sostenibilidad (desde 2020 un reporte integrado), además de desarrollar un Modelo de Sostenibilidad basado en seis pilares: gobernanza a través de comités y líderes en cada una de las empresas; una Estrategia de Sostenibilidad con 4 ejes transversales a todas las filiales (Inclusión y Acceso, Cultura de Servicio y Ética, Inversión Responsable y Aporte al Debate Público); herramientas de medición como el DJSI, SSIndex y materialidad; reportabilidad; alianzas con otros actores como Pacto Global; y un programa de RSE enfocado en Personas Mayores.


Actualmente estamos construyendo nuestro propósito corporativo, el cual tiene como objetivo dar un salto para que este tema sea algo cultural, donde se busque resolver de manera innovadora problemáticas sociales y ambientales, influenciando cambios en la industria y el ecosistema, donde se integren completamente la estrategia corporativa con la sostenibilidad.


¿Qué queda pendiente, a nivel local, para seguir avanzando en la materia?


Como mencioné anteriormente, todas las empresas abordan la sostenibilidad en diferentes grados. Sin embargo, para que la sostenibilidad sea efectiva, tiene que estar ligada al core del negocio, implicando esfuerzo y sacrificio en el corto y mediano plazo, en beneficio de la organización a futuro. Una vez leí un reporte de un banco líder en EEUU que “no hay sostenibilidad sin dolor”, e incluso mencionaban la cantidad de créditos que habían rechazado porque los potenciales clientes no cumplían con variables ESG, y la cantidad de asesorías que habían hecho en la materia para que éstos pudieran avanzar y ser sujetos de crédito. En la medida que la sostenibilidad pase a ser un esfuerzo genuino y con impacto en las compañías, se irán reforzando las confianzas entre los diferentes públicos de interés, algo que sin duda se ha visto afectado en Chile los últimos años. Sin embargo, es importante mencionar que la sostenibilidad es un desafío cultural de largo aliento, por lo que los beneficios no son inmediatos. Es un camino largo, desafiante, pero que sin duda vale la pena recorrer.


Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page